• Como Salir Vencedor Ante Un Comportamiento Pasivo-agresivo

    Tal y como te comenté el mes pasado voy a contarte como salir vencedor ante un comportamiento pasivo-agresivo.

    Si has llegado a la conclusión de que tienes un comportamiento pasivo-agresivo, o alguien de tu entorno. Esta claro que un buen profesional os puede ayudar a resolver el problema. Ya que hay que aprender a manejar emociones complicadas cómo la frustración y la ira, para poder entender que situaciones hacen que esas emociones os dominen. No obstante con los consejos que te doy a continuación puedes salir vencedor de un comportamiento pasivo-agresivo, recurriendo también a algunos ejercicios de artículos anteriores, a los que puedes acceder mas adelante.

    Ya te comentaba la semana pasada que detrás de este tipo de comportamiento pueden existir cantidad de complejas patologías: depresión trastorno de ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), una baja autoestima, una mala infancia e incluso determinados factores biológicos o ambientales.

    De momento si simplemente se trata de un comportamiento pasivo-agresivo puntual, que sucede solo de vez en cuándo  y qué no te resulta algo demasiado limitante o extremadamente conflictivo. Quizá con los siguientes consejos sea suficiente, para que puedes salir vencedor ante un comportamiento pasivo-agresivo:

    • En primer lugar intenta comprender qué te  ha pasado para que actúes así.
    • Cuando  aparecen estas emociones intensas, es el momento de reflexionar antes de actuar.
    • Date cuenta que situaciones o problemas ocasionados por los demás son los que más te afectan o preocupan e intenta cambiar tu conducta.
    • No te recrees en el victimismo, intenta hacerte responsable de tu parte, y se asertivo en la medida de lo posible.
    • Respira profundamente e intenta conocer tus emociones en profundidad.
    tecnicas relajarse estres kGvB 620x349@abc 1 - Entradas
    Como salir vencedor de un comportamiento pasivo agresivo

    Ahora tal y cómo te he prometido te voy a dar varios consejos para salir vencedor ante un comportamiento pasivo-agresivo. Cuándo se trata de alguien de tu entorno, que no sabes por qué pero es difícil  de tratar.

    • Para empezar te aconsejo que no te lo tomes cómo algo personal y qué evites ponerte al mismo nivel para no empeorar la situación. Tu enfado solo va a empeorar las cosas para ti y no vas a conseguir nada de la otra persona.
    • Un pasivo-agresivo no quiere ni puede reconocer su actitud  ni enfado, así que no te enfrentes a él cuándo te sientas agredido. Con una persona pasivo-agresiva la asertividad es clave, debes explicarle cómo te sientes evitando echarle la culpa o hacerle responsable de lo que te pasa.
    • Evita los juicios y los ataques, porqué su reacción siempre será agresiva. Son personas que necesitan sentirse comprendidas y seguras. Practicar la empatía te será muy útil (aquí tienes un ejercicio para ser más empático) Pregúntales  que les ocurre, preocúpate  por lo que sienten y piensan.
    • Cuando necesites que hagan algo para ti, pídeselo  con amabilidad y dale permiso para tomar decisiones, no quieras controlar demasiado ya que son personas que tienen problemas con la autoridad.
    • Cuando  se genere una situación tensa y difícil intenta suavizar la situación con conversaciones ligeras y mucho humor. Si te es posible intenta desviar la atención y no masificar  el problema.
    Pseudoconflicto - Entradas
    Como salir vencedor de un comportamiento pasivo agresivo

    Una de las mejores maneras de disminuir el impacto que tiene un comportamiento pasivo-agresivo sobre nosotros es ignorándolo. Normalmente son personas que tienen el autoestima muy baja y que no son asertivas. Son personas que no saben cómo actuar cuando su comportamiento negativo no tiene efecto sobre nosotros.

    Obtienen su poder cuando nos ven sufrir a consecuencia de su comportamiento, cuando  dejan de percibir nuestro sufrimiento e incluso nuestro interés, dejan de insistir. Ya no les resultamos atractivos, dejamos de alimentar su ego, dejamos de ser interesantes.

    Aquí te he dejado unas pistas para que puedas tratar con personas que sean pasivo-agresivas o incluso para que puedas mejorar en ti esos comportamientos poco saludables. Tienes que ser consciente que cuando el problema es grave y realmente te complica mucho la vida. Lo mejor es que estas personas se pongan en manos de un profesional que las ayude. Si son personas muy cercanas, familiares etc. incluso tú mismo puedes necesitar alguna sesión con un profesional para poder manejar la situación.

    En relación a todo lo que te he contado hoy, te diré para terminar que es el victimismo mal entendido lo que nos hace defendernos con agresividad, o mejor dicho atacar a los demás. Normalmente atacamos porque nos sentimos agredidos por los otros, de esta forma pasivo agresiva o con violencia y sin rodeos. Así que este es el tema del próximo post, voy a hablarte de cómo superar el victimismo y aprender a hacerte responsable de tu parte en los conflictos. Esto va a ayudarte a mejorar tu relación con los demás y a tener relaciones más sanas.

  • Como Se Comporta Una Persona Pasivo-agresiva

    ¿Quieres saber cómo se comporta una persona pasivo-agresiva? Pues tal y como os comentaba el mes pasado, la agresividad a menudo puede adoptar formas sutiles, que no se detectan fácilmente. Cuyo principal objetivo es hacer un daño. Es un daño que a primera vista resulta menos evidente, y que es igual de perjudicial que cualquier otro tipo de agresividad.

    En estos  casos estamos hablando del comportamiento pasivo-agresivo. Un comportamiento que quiero abordar detalladamente en este artículo.

    Entonces ¿sabes cómo se comporta una persona pasivo-agresiva? Hace unos años el comportamiento pasivo-agresivo estaba considerado un trastorno de personalidad con entidad clínica  propia. Hoy en día solo es considerado  un rasgo que acompaña otro tipo de psicopatologías de la personalidad cómo puede ser, trastorno de la personalidad narcisista, límite o antisocial, aunque no necesariamente tienes que ir juntas y en ocasiones simplemente sucede en momentos puntuales.

    Son actitudes que se asocian con frecuencia a problemas en los vínculos de apego con los padres o cuidadores en la infancia, ya que el desarrollo del vínculo ha sido inseguro y con falta de limites saludables.

    Que el apego sea inseguro no quiere decir que estas personas no hayan sido queridas, simplemente los lazos de apego no les han aportado suficiente seguridad y protección para desarrollar una seguridad emocional apropiada, dando lugar a esta conducta pasivo-agresiva.

    Además se da en personas que han sufrido acoso en el colegio y que se han sentido maltratadas en alguna de las etapas de su infancia y adolescencia. Generando mucha rabia y frustración que mal gestionada genera un mecanismo de defensa pasivo-agresivo. Ademas también puede darse en personas con trastorno depresivo o trastorno de ansiedad y también en personas con deficit de atención e hiperactividad. TDH

    Además es muy importante que tengas en cuenta que todos nosotros en un momento dado podemos tener un comportamiento pasivo-agresivo. Hay cosas que nos ocurren diariamente qué pueden desencadenar de forma puntual. Comportamientos de enemistad y mal rollo, reacciones fuera de tono, comportamientos donde mostrar cierta irritabilidad y mal genio. Por lo tanto saber que hay detrás de este comportamiento puede venirnos muy bien, para saber cómo superar mejor estas situaciones.

    ¿Sabes cómo se comporta una persona pasivo-agresiva? Aquí tienes las características  principales a tener en cuenta de un comportamiento pasivo-agresivo, son la siguientes:

    lobo cordero - Entradas
    cómo se comporta una persona pasivo-agresiva

    Son personas con mucha ira acumulada, que no la expresan de forma clara: Coloquialmente diríamos que son un «lobo con piel de cordero». Su principal arma es el lenguaje y lo utilizan intencionadamente para hacer daño, usando indirectas  y mensajes confusos y contradictorios.

    ¿Te resultan familiares las siguientes frases?:
    • «No entiendo lo que quieres decir» (Saben perfectamente lo que quieres decir).
    • «Lo que tú quieras» (Tema zanjado, ya no hay discusión posible).
    • «¿No se por qué te pones así? menudo carácter (con este tipo de frases te llevan al límite).
    Su comportamiento es hostil y tienden a la procrastinación :
    • Son personas muy tacañas y extremadamente criticonas
    • Se muestran poco respetuosos en general, se sienten inconformistas y descontentos con todo. Es una imagen que les gusta de ellos mismos.
    • No les gusta que nadie les mande y tampoco recibir ordenes. Tienen problemas con la autoridad.
    • Son irascibles y se muestran ofendidos por todo.
    • La culpa de todo, siempre es de los demás. Ellos nunca se hacen responsables de nada.
    • Aplazan casi cualquier cosa y no cumplen lo que prometen.
    • Son muy olvidadizos.
    • No cuidan a las personas que quieren y tampoco de las cosas que poseen.
    Son muy dependientes emocionalmente:

    Pese a todo lo que te he contado anteriormente es curioso que pese a esa hostilidad y mal humor constantes, son muy dependientes y necesitan de los demás constantemente. Siempre en pareja, siempre con amigos, «ni contigo ni sin ti».  «No te aguanto pero no me dejes…»

    Hasta aquí las características principales que indican que es un comportamiento pasivo-agresivo. Para que puedas reconocerlo en ti y en los demás. Estoy segura que va a serte de mucha utilidad a partir de ahora. En el próximo post voy a explicarte cómo lidiar con una persona pasivo-agresiva e incluso, te voy a explicar cómo mejorarlo en ti. Por sí reconocieras algunos de estos indicadores en ti mismo y quisieras mejorar tus relaciones con los demás.

  • Cómo defendernos mejor de las situaciones agresivas

    La agresividad es un tema que me genera mucho interés. Siempre parece ser algo que está fuera de nosotros, algo que solo le sucede a demás. Sin embargo, yo tengo la sensación que la agresividad y las situaciones agresivas se dan constantemente: discusiones, gritos, faltas de respeto, detalles feos.

    Es importante saber cómo defendernos mejor de las situaciones agresivas.

    Liderazgo con ira o agresividad 2 c3 min 1024x713 - Entradas
    Como defendernos mejor de las situaciones agresivas.

    Constantemente estamos viviendo situaciones con los demás que nos generan emociones negativas. Emociones tales como el enfado, la ira, la rabia, la frustración etc. Cuando  analizamos las diferentes manifestaciones de la agresividad. Nos encontramos cuatro grandes grupos: violencia física, violencia emocional, cognitiva y social.

    La violencia física es fácil de reconocer y quizá la más extrema y la menos habitual, la violencia emocional sin embargo es fácil de reconocer y bastante más cotidiana, la que se caracteriza por explosiones de cólera o de ira, la expresamos con los gestos de la cara, cambiamos el tono de voz y utilizamos un lenguaje soez e inapropiado, la violencia cognitiva se genera a través  del pensamiento y de las fantasías hacia el otro y la violencia social se genera en relación a un colectivo.

    Cuándo hablamos de tipos de violencia encontramos 18 tipos, y yo solo voy a nombrar los cinco principales:

    • Directa: Este tipo de agresión es claramente perceptible para la persona agredida, puede ser física verbal o sexual.
    • Física: Intervienen golpes o patadas, mordiscos o daños físicos.
    • Verbal: Este tipo de agresión no genera daño  físico. Pero sí provoca  en la persona que padece la agresión algún tipo de daño mental o emocional.
    • Indirecta: Es una agresión que se lleva a cabo de forma indirecta. Provoca daños y perjuicios a la persona agredida de forma anónima (también puede conocerse al agresor).  Puede incluir acciones tales como la difusión de rumores y calumnias, anónimos o publicación de webs y mensajes vejatorios y ridiculizantes.
    • Agresión sexual: En esta agresión, el agresor fuerza  o coacciona a la víctima a mantener algún tipo de contacto sexual, sexista o con penetración. Le priva  de la libertad para decidir, puede incluir violaciones, toqueteos, empujones o la retirada del preservativo sin consentimiento o conocimiento de la persona.

    Gestionar las emociones que nos llevan a vernos envueltos en situaciones incómodas, no siempre es una solución fácil.  Cuando nos agreden de forma contundente. Es muy difícil gestionar las emociones negativas, que surgen para defendernos de estas situaciones peligrosas.

    Sin embargo cuándo sufrimos agresiones más sutiles, de tipo emocional o agresiones indirectas. Tenemos más tiempo para pensar o incluso entender lo que esta ocurriendo. SÍ sabemos y entendemos lo que está pasando, podemos protegernos de forma pacífica. Y evitar ser dañados emocionalmente.

    ¿Nunca te ha pasado que reaccionas de forma violenta o te sientes mal ante alguien que aparentemente no te esta haciendo nada?

    Dentro de los perfiles agresivos, existe  uno que es difícil de detectar pero que sin embargo te puede generar mucho malestar, ya que su agresión es indirecta y sutil. Este perfil es el perfil agresivo pasivo.

    ¿Qué  es el comportamiento agresivo pasivo?

    7K4T7RVTGNEOBC4NFOE4NE2GO4 1024x576 - Entradas
    Como defendernos mejor de las situaciones agresivas.

    Una persona con un comportamiento agresivo pasivo parece que no se enfada pero en realidad si lo hace, lo único que no lo muestra. Prefiere no mostrar sus sentimientos o rehuir la situación para mantenerse en un espacio seguro. Tiene dificultades para poner límites saludables, no sabe expresar sus sentimientos con asertividad y le cuesta decir no.

    Así que expresan los sentimientos negativos que sienten de forma indirecta y no hablan sobre sus emociones y pensamientos. Son incapaces de expresar lo que tienen dentro. Así que lo hacen de una forma poco clara, y por lo tanto te hacen sentir mal. Hay que tener en cuenta que estas personas no suelen ser conscientes de su comportamiento.

    Si este tema te parece interesante y crees que puede haber alguien en tu entorno que te haga sentir así o incluso te sientas identificado. En el siguiente post voy a profundizar en el comportamiento agresivo pasivo, voy a explicarte como identificarlo y cómo mejorar tu relación con estas personas.

  • ¿Cómo entender mejor el efecto espejo, viendo en el otro lo que no ves en ti?

    En relación a la pregunta 6 del ejercicio de empatía que te propuse el mes pasado;

    Voy a desarrollar el contenido de este post para que puedas entender mejor el efecto espejo, viendo en el otro lo que no ves en ti.

    ¿Te acuerdas de la pregunta 6?

    «Piensa en qué situaciones tú actúas de la misma manera que esa persona».

    Según nos cuenta la teoría del espejo; proyectamos en los demás aspectos de nuestra identidad que nos gustan, o que por el contrario nos desagradan. En la teoría del espejo de Jacques Lacan vemos que la construcción de nuestra identidad personal se produce a través de la captación de uno mismo en otros. De esta forma, las relaciones que tenemos con otras personas. Son imágenes o proyecciones de ciertos aspectos de nuestra personalidad que nos gustan o disgustan.

    web3 mirror portrait woman shutterstock 637453528 masson 1024x512 - Entradas
    ¿Cómo entender mejor el efecto espejo, viendo en el otro lo que no ves en ti?

    Por lo tanto ¿Qué diríamos que es la teoría del espejo?: pues la teoría del espejo nos explica, que igual que hay cosas de nosotros mismos que nos gustan hay otras que no nos gustan y que no aceptamos. Y que cuando vemos estos reflejos de nuestra personalidad en los demás, reaccionamos con rechazo.

    Todo este material que nos desagrada se encuentra reprimido por nuestro inconsciente. En ocasiones surge en forma de juicios, criticas y falta de empatía hacia los demás.

    shutterstock 1012943446 1024x683 - Entradas
    ¿Cómo entender mejor el efecto espejo, viendo en el otro lo que no ves en ti?

    Estoy segura que si has llegado hasta este punto del ejercicio y has pensado bien la pregunta, te has dado cuenta de que tu también has actuado  así en alguna ocasión.

    Inconscientemente, también podemos utilizar el efecto espejo como un método para protegernos. Es habitual que  defendamos conceptos de nuestra personalidad como que somos buenas personas, amables, educados, simpáticos, generosos. Que nos relacionen con personas que muestran todo lo contrario suele resultarnos incómodo, desagradable e incluso violento. Así que nos protegemos evitándolo, nos alejamos de todo aquello que creemos perjudicial para nuestra  imagen o incluso nuestra auto estima.

    Un ejemplo fácil  de entender es, cuando en un grupo alguien quiere mandar y me enfado porque pienso que esa persona quiere decidir por todos, en realidad, lo que ocurre es que yo quiero mandar también.

    Cuándo te paras a reflexionar sobre las cosas que te enfadan de las personas que te rodean y te haces ciertas preguntas es fácil  llegar a la conclusión  de que tiene que ver contigo. A veces es complicado porque es un material inconsciente, que está reprimido.

    La mayoría de las veces se da en contextos muy diferentes al de la persona en cuestión. Puede que tu compañera de trabajo te ponga de los nervios porque no hace las tareas que tiene asignadas y tu realmente en tu trabajo eres muy eficiente. Si reflexionas y lo piensas bien, seguro que hay en algún contexto de tu vida en el que no haces nada y no resultas eficiente. ¿Colaboras en casa cuándo visitas a tus padres?¿Cuándo participas en planes con amigos participas, o te escaqueas?¿Siempre te implicas de la misma manera y con todas las personas?

    Si quieres conocerte mejor voy a dejarte unas preguntitas a continuación para que las hagas mirándote al espejo:

    • ¿Qué ves reflejado en el espejo?
    • ¿Conoces bien a la persona que tienes delante de ti?
    • ¿La persona que estas viendo, tiene algún defecto?
    • ¿Que es lo que te molesta realmente de la persona que estás viendo?
    • ¿Hay alguna parte de tu yo presente o tu yo en el pasado que esté  relacionado con eso que te molesta tanto?

    Estas y otras preguntas puedes hacértelas tanto delante del espejo cómo delante de aquellas personas que tanto te molestan, te ayudarán a conocerte mejor y a conocer mejor todo aquello  que no te gusta reconocer de ti mismo.

    Espero que te hayan resultado interesantes las similitudes entre el efecto espejo y empatía, realmente no es una información demostrada científicamente pero cómo has podido comprobar en la pregunta 6 en la mayoría de los casos coincide en que en algún contexto de tu vida haces lo mismo que esa persona que tanto te molesta. Si no has hecho el ejercicio, no has recibido el email anterior o cualquier cosa similar puedes acceder a él en cualquiera de los enlaces o pedírmelo directamente por wahtsapp.

    En el siguiente post me gustaría hablarte de los diferentes tipos de agresividad y hacer hincapié en el rol agresivo pasivo que quizá es el mas difícil de detectar.

  • Como mejorar la empatía con un sencillo ejercicio

    ¡Cómo lo prometido es deuda!

    Te voy a enseñar como mejorar la empatía con un sencillo ejercicio.

    mejora la empatia con un sencillo ejercicio 1024x576 - Entradas
    mejora la empatía con un sencillo ejercicio

    En primer lugar mejorar tú empatía va ayudarte a sentirte mejor. Ya que al entender mejor lo que le pasa al otro, desaparece la sensación de que nadie te comprende. ¿Sueles sentir qué los demás hacen las cosas para molestarte? La mayoría de las veces no es así. Probablemente con en este sencillo ejercicio vas a darte cuenta enseguida.

    Así mismo estoy segura que hay personas en tu día a día a las que quieres mucho y que te sacan de quicio. Es posible que no entiendas porque se comportan de esta forma. Por esta razón las siguientes preguntas van ayudarte a ponerte en el lugar del otro, además de conocerte mejor a ti mismo.

    Por esta razón tal y cómo ya te adelante el mes pasado, te dejo a continuación como mejorar tu empatía con un sencillo ejercicio.

    Enseguida vas a darte cuenta de que es un ejercicio muy sencillo que no tiene ninguna dificultad y que puedes realizar en casa en tan solo 15 minutos. SI finalmente te surge alguna duda o quieres comentarme tu experiencia, sólo tienes que dejar tu mensaje en el formulario de contacto.

    Este ejercicio no lo he creado yo, fue propuesto en su día por García-Grau, Fusté, Balaguer, Ruíz y Arcos (s.f.). Así que espero que le saques partido y que aumente tu empatía.

    Para empezar prepara papel y boli y elige a una persona que tienda a sacarte de quicio y con la que eres incapaz de ser empático. Piensa en esa persona y contesta a las preguntas que te planteo a continuación: (debajo te he puesto un ejemplo).

    1. En primer lugar apunta el nombre de esta persona y la relación que tiene contigo.


    Ejemplo: Es una amiga que conozco del cole, con ella tomo café a menudo y es una gran ayuda con mis hijos, además de ayudarme en un montón de cosas más. Me gusta mucho que sea mi amiga.
    2. Por lo tanto, describe las situaciones en las que te resulta difícil ser empático con esta persona.


    Ejemplo: Me resulta difícil cuando se pone a hablar como loca porque no para de interrumpirme. Me hace preguntas y no escucha las respuestas, es egocéntrica  y un poco pesada. Debido a su comportamiento, hay días que me vuelve loca. Además si nos juntamos con otras madres suele ser peor, porqué entonces intervenir en las conversaciones es prácticamente imposible.
    3. Describe qué hace la otra persona para que te resulte difícil ser empático con ella (por ejemplo, actitudes, expresiones, etc.).


    Ejemplo: En primer lugar, si alguien pregunta algo, antes de que puedas contestar ya contesta ella por ti. Si sacas un tema de conversación, te interrumpe porqué considera que ella sabe más y no escucha lo que estás diciendo. En cambio, sí estamos solas, da por hecho lo que le voy a contestar o me contradice por sistema.
    4. Así mismo, describe lo que la actitud de la otra persona te hace sentir.


    Ejemplo: Me siento mal porque no puedo comunicarme con naturalidad. A consecuencia de esto, me siento como si las cosas que yo tengo que compartir no tuvieran ningún valor.
    5. Reflexiona acerca de por qué la otra persona podría estar actuando de la manera que lo está haciendo.


    Ejemplo: Puede ser, que en otros contextos de su vida se sienta poco valorada o escuchada. Además me da la sensación que tiene poca autoestima y que pese a ser una chica muy válida, no se siente valorada o satisfecha con su trabajo o quehaceres diarios.
    6. Piensa en qué situaciones tú actúas de la misma manera que esa persona.


    Ejemplo: A veces actúo así, cuando me parece que la otra persona no lleva razón. Esto se debe a  que pienso que se equivoca, dejar hablar a alguien que da algún dato erróneo me pone nerviosa. En otras ocasiones tengo muchas cosas que contar, he interrumpo sin darme cuenta de la emoción.
    7. Finalmente, adopta la forma de construir la realidad de la otra persona.   


    Ejemplo: Creo que ella necesita demostrar que sabe mucho para sentirse mejor.

    ¿Qué tal cómo ha ido?

    ¿Quieres contarme tu experiencia?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies